start portlet menu bar

Experto en Innovación anticipa los desafíos de la Seguridad y Salud en el Trabajo frente a la economía del futuro

Display portlet menu
end portlet menu bar

 

Experto en Innovación anticipa los desafíos de la Seguridad y Salud en el Trabajo frente a la economía del futuro

¿Sabías que recién fue inaugurado un centro de distribución en San Bernardo, que tiene una superficie equivalente a nueve Movistar Arena, con capacidad para almacenar ocho millones de productos y capaz de despachar 400 mil compras al día? Si eso te parece interesante, lo realmente sorprendente es que la casi totalidad del trabajo en este centro será realizado por 264 robots de última tecnología.

Esta realidad, que hasta hace poco se planteaba como muy futurista para el contexto local, fue analizada e incluso anticipada por el co Director del Magister de Innovación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Julio Pertuzé, en una interesante exposición efectuada en el marco de la segunda jornada del Programa "Nuevas Tendencias" de Mutual de Seguridad CChC.

La presentación, denominada "SST frente a la economía del futuro", abordó tres ámbitos: tendencias y tecnologías que están cambiando el mundo; implicancias estratégicas y organizacionales de la cuarta revolución industrial (la llamada economía de redes) y desafíos y oportunidades que abre este desarrollo tecnológico para las empresas y la seguridad social.

¿Cuáles son los mensajes que instaló Julio Pertuzé?

Mensaje 1: Las tecnologías están dando origen a una nueva revolución social y económica en poco tiempo, desde el 2005 al 2013.


Mensaje 2: Esto está ocurriendo muy rápido.


Mensaje 3: La cuarta revolución industrial no es sobre tecnología, sino cómo ésta habilita nuevos procesos y modelos de negocio.

"El sentido de la presentación es imprimir un sentido de urgencia para que las organizaciones piensen cómo estas tecnologías pueden estar cambiando sus modelos de negocios. Son tecnologías que generan cambios revolucionarios. Mientras antes estemos teniendo estas conversaciones, cómo podemos utilizarlas para ser más productivos, eficientes o creativos o para nuevos modelos de negocios, va a ser mejor para todos", sentenció en ingeniero.

Los desafíos y oportunidades que abre este desarrollo tecnológico para las empresas y la seguridad social son variados; planteó que muchas actividades humanas serán automatizadas y la mitad de las actividades pagadas de hoy podrían ser automatizadas, en especial, trabajos como diagnosticar, clasificar, predecir y recomendar.

¿Y dónde entran los robots? Serán especialmente usados en trabajos rutinarios, sucios, peligrosos y caros. Cabe preguntarse entonces si perderemos nuestros empleos. La respuesta es no. De hecho, el centro de distribución mencionado empleará a 900 personas directa e indirectamente. Por lo tanto, se dará la combinación hombre/máquina.