start portlet menu bar

dile_no_enfermedades_invernales_consumiendo_estos_alimentos

Display portlet menu
end portlet menu bar

 

 

Dile no a las enfermedades invernales consumiendo estos alimentos

Alimentarte con sopas e infusiones calientes que ayudan a mantener la temperatura de tu cuerpo, suele ser prioridad en esta época de bajas temperaturas, sin embargo, no debes olvidar consumir alimentos nutritivos que te protegen de contraer enfermedades y potencian tu sistema inmunológico.

El doctor Iván Silva, de Mutual de Seguridad CChC, te recomienda combatir los efectos negativos del invierno, a través del consumo de comida saludable y lo más variada posible: frutas, verduras frescas, pescados y carnes blancas, así como legumbres y cereales; son algunos de los alimentos que deben estar en tu dieta.

Además de estos alimentos, Iván recomienda aumentar la ingesta de vitaminas A, C y D; las que puedes encontrar en alimentos cítricos, verduras de hoja y lácteos.

A continuación te contamos las propiedades de algunos alimentos y consejos recomendables para nutrir tu cuerpo:

Brócoli y hojas verdes crudas: Rico en Vitamina C, en antioxidantes y muy bajo en calorías; el brócoli puede convertirse en uno de tus mejores aliados para este frío invierno. Por su parte, las verduras crudas aportan clorofila con efecto depurativo y enzimas a tu organismo. Consúmelas cocidas, al wok, con aceite de oliva, en guisos o tortillas.

Tomate: De excelente capacidad antioxidante, esta fuente de fibra posee una enorme cantidad de vitaminas, entre ellas, las del grupo C y E. Evita la oxidación celular y agiliza la depuración de los productos tóxicos, incluyendo este alimento en tus comidas. Puedes consumirlo como ensalada, salsa o guisos.

Frutos secos: Las nueces, particularmente, contienen calcio en grandes cantidades y son ideales para mantener tus huesos en buen estado. Son muy recomendables en personas mayores que pueden tener más facilidad en descalcificarse, sobre todo en mujeres que se encuentren en la postmenopausia y en los niños. Debes comerlas frescas, porque su alto contenido graso acelera su proceso de descomposición una vez abiertas.

Huevos: Rica fuente de proteínas, los huevos no pueden quedar fuera de tu alimentación, a menos que sufras alergia a ellos. Puedes consumirlos todos los días, revueltos, en tortillas, duros, o como desees.

Cuidado con las grasas: Evita el exceso de grasas, sodio y azúcares.

Aumenta el consumo de líquidos: Bebe mucha agua, la necesaria para que tu organismo funcione correctamente. También las infusiones y tés pueden ser ideales en esta época.

Practica ejercicio físico: Realizar al menos 150 minutos de ejercicios a la semana, te ayudará a aumentar tus defensas y a bajar riesgos de enfermedades no trasmisibles. Programa una rutina y aumenta tus defensas de forma positiva.